miércoles, 27 de mayo de 2015

BROCHE VERANIEGO CON CARACOLES Y CONCHAS MARINAS

Con esta sencilla manualidad, podrás reciclar aquellos broches dañados o viejos que ya no utilizas, y transformarlos en unos bonitos adornos playeros para el cabello.

Broche con Caracolas y Cucharetas o Conchas de Mar

Materiales Necesarios

- Un broche para el cabello.
- Caracoles y conchas marinas pequeñas.
- Algunos botones de diferentes tamaños.
- Tanza (hilo de pesca).
- Mostacillas o cuentas de colores.
- Aplicadora de silicona caliente (pistola de silicona).

Instrucciones

Enhebrar las pequeñas cuentas en el hilo de pesca.

Manos enhebrando cuentas


Formar un nudo muy fuerte en el extremo del broche, de modo que la tanza con las mostacillas quede colgando.

Broche con mostacillas


Pegar los botones sobre el lomo superior del broche, usando el aplicador de silicona caliente. Si son de diferentes tamaños, colocar el mayor en el centro.

Pegando botones en un broche


A continuación, añadir distintos tipos de caracolas sobre los botones, utilizando también el pegamento.

Pegando caracolas en botones


Finalmente, aplicar algunas mostacillas para dar un toque de color.

Decorando broche con cuentas


También puedes emplear caracoles grandes combinados con otros muy pequeños, y colorear con témperas de distintos tonos.

Una vez seco, tu trabajo estará listo y podrás lucir tu nuevo broche veraniego, creado por ti misma y con sencillos elementos de la playa.

Broches artesanales con caracoles y conchas


(Ideas e imágenes de esta publicación, fueron extraídas del libro "Artesanías y Manualidades para Niños Pequeños").

Si has disfrutado de este artículo, ¡coméntalo y compártelo! votar

0 huellas en la arena:

Publicar un comentario en la entrada

Deja tu huella para saber que has pasado por aquí.